Breaking News


sábado, 19 de julio de 2014

ROGER BANNISTER, UNA HISTORIA MAS ALLA DE LOS LIMITES

Sir Roger Bannister, un hombre que pasó a la historia por un hecho que hasta entonces se consideraba imposible de lograrlo: correr una milla en menos de cuatro minutos.

No era posible para el ser humano llegar a esa velocidad. Médicos y científicos argumentaban que el cuerpo, colapsaría bajo la presión. Intentarlo te colocaría cerca de la muerte. Si acaso osabas acercarte a esa marca, estabas loco. Hasta que Bannister lo logró. 

Conozcamos un poco de su historia.

Él quería estudiar medicina, pero sabía que sus padres no tendrían los recursos para hacerlo estudiar en la Universidad. Descubrió que tenía talento para correr y obtuvo una beca universitaria en Oxford.

Durante su estadía en la Universidad, la prensa ya conocía de su talento. Se negó a competir los Juegos Olímpicos en 1948, para los Juegos de 1952 sí se animó. Las expectativas eran altas, Bannister esperaba ganar los 1500 metros, Gran Bretaña esperaba que él gane. Todo el mundo esperaba que gane. Pero, el horario fue cambiado, esto alteró los horarios de sueño de Bannister, y llegó en cuarto lugar.


Y la prensa no perdona, lo destrozó totalmente, tanto que pasó los siguientes dos meses pensando si seguiría corriendo o no. Y, tomó la mejor decisión: decidió probarse a si mismo y a todos los demás, que podía hacerlo mejor. Decidió utilizar su dolor y humillación para seguir adelante y llevar su capacidad más allá del límite.

Hasta 1940, el récord de correr una milla había llegado a 04:01. Desde entonces no se había movido. Se consideraba que batir ese récord no sólo era difícil, sino imposible. Bannister se propuso demostrarle a todos lo equivocado que estaban.

Se entrenó durante media hora al día, con ejercicios de velocidad intensos. No sólo él perseguía esa marca, también había otros que le pisaban los talones.

06 de mayo de 1954

El clima ideal para batir la marca debería ser un día sin viento, a 20°C, en una pista de arcilla seca y dura y frente a una enorme multitud que motivaba para que se esfuerce al máximo.

La realidad era que ese día hacía frío, la pista estaba mojada, y sólo había 3000 personas en la multitud del camino. Bannister había descansado durante cinco días antes, debido a que había llegado a su punto más alto, tanto física como psicológicamente. No se veía bien. Una vez más.

De todos modos, decicidió correr. Seis hombres estaban en la carrera, Bannister y Brasher tomaron la delantera. Brasher dirigió la primera milla. Chataway estaba justo detrás de Bannister. Entonces él le dio alcance. 

Bannister comenzó su última vuelta con un tiempo de 3 minutos 7 segundos. Tenía que acabar la carrera en 59 segundos. Literalmente, empezó a volar, pasó a Chataway. El mundo se detuvo. Era sólo él y la pista. Estaba agotado, cruzó la línea de meta y se derrumbó.

Damas y caballeros

"He aquí el resultado del evento, RG Bannister de la Amateur Athletic Association, ex integrante de Exeter y Merton, ganador, con un tiempo, sujeto a ratificación, de...3 minutos, 59 segundos y 04 centésimas de segundos".

Lo hizo. Bannister rompió el récord mundial. Había hecho lo que muchos creían imposible. Bannister había hecho historia.

En los próximos años, más y más personas rompieron la marca de cuatro minutos, una vez que se dieron cuenta de que sí, era posible. Una vez que se deja de creer que algo es imposible, se convierte en posible.

Bannister pudo ser un chico normal. No había ninguna razón que le forzaba a hacer algo grande. No era más que un niño de clase obrera que quería estudiar medicina. Pero Roger decidió cambiar las cosas. Él tomo el destino en sus propias manos y decidió ser una mejor versión de si mismo, decidió contar su propia historia. Y nos demostró, una vez más, que no hay nada imposible.

Aplicaciones para el mundo de las ventas

¿Qué lecciones nos deja la historia de Roger Bannister para nosotros, los vendedores? Muchísimas. Rescato principalmente la determinación para conseguir sus metas, el levantarse de los fracasos y convertir lo imposible en posible.

Él quería estudiar Medicina y no tenía dinero, pues obtuvo una beca de atletismo y así consiguió su objetivo de entrar a la Universidad. Y tú, ¿Qué es lo que quieres lograr? escríbelo en palabras claras y concretas. Si tienes el motivo correcto, el cómo aparecerá luego.

Roger fracasó en el año 1952, en el 1954, las condiciones no eran ideales. Pero, pese a todo venció. ¿No te ha ido bien en estos últimos meses? No te rindas, sigue vendiendo, sigue prospectando, sigue presentando, y el éxito llegará aun en las condiciones más adversas. 


Lo que era para todos imposible: correr una milla en menos de cuatro minutos. Roger lo hizo posible. Y, a partir de ahí, muchos siguieron su ejemplo. ¿Es imposible vender veinte autos al mes? Joe Girard dijo que no, y lo logró. 


¿Qué te pareció la historia? ¿Qué lecciones te deja a ti la historia de Roger Bannister? Espero tus comentarios.






Share This
Blogger
Facebook
Disqus

comments powered by Disqus

Suscríbete a mi blog

© ¡TRIPLICA TUS VENTAS! All rights reserved | Designed By Seo Blogger Templates